Web Oficial
Mi reserva
Posada Santa Maria la Real  header
Home > Senderos en la Montaña Palentina

Senderos en la Montaña Palentina
Posada Santa Maria la Real



¡Practicar deportes al aire libre y salir a caminar por la naturaleza está de moda! Desde Posada Santa María la Real hemos preparado una pequeña guía para los amantes del senderismo, o lo que es lo mismo, el excursionismo a pie por los senderos de la Montaña Palentina. Si queréis practicar un deporte en la naturaleza que os proporcione un estilo de vida saludable y además os descubra las maravillas naturales y culturales de esta región... ¡No os la perdáis!

La zona conocida como la Montaña Palentina está situada al norte de Palencia y posee tres grandes espacios naturales - el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, el Espacio Natural de Covalagua y el Espacio Natural de las Tuerces - un lugar sin duda ideal para visitar los senderos de la Montaña Palentina. Compartimos nuestra selección con todos vosotros:

Sendero a la Cascada de Mazobre
Este itinerario discurre en paralelo al Arroyo Mazobre, a los pies de los barrancos del Pico Espigüete, por un camino que se presenta cómodo y con ligeros desniveles. Se trata de un tramo corto, de poco más de 3 kilómetros, en los que nos asombraremos con la belleza del pico y acabaremos con un mirador desde donde ver la poderosa cascada.

El monumento natural de las Tuerces
Cerca de Aguilar del Campoo, aguas abajo, el río Pisuerga penetra en una zona de páramos calizos. Entre Villaescusa de las Torres y Mave, el río traza un recorrido sinuoso, formando el pequeño Cañón de la Horadada. A ambos lados de este cañón encontramos el Monumento Nacional de Las Tuerces.

Esta visita invita a disfrutar de un paisaje de formas caprichosas y retorcidas que se elevan sobre el caserío a modo de castillo encantado. El paraje nos invita a deambular y perdernos por el laberinto de calles y cañones horadados en la roca. Sin duda es uno de los más espectaculares senderos en la Montaña Palentina.

El Valle de Pineda y el Pozo Curavacas
Siguiendo el curso del río Carrión llegamos al Valle de Pineda. Quienes hacen este itinerario a pie, deben saber que su longitud y dureza exigen un gran esfuerzo, pero este se verá compensado por el placer que proporciona caminar por estos valles rodeados de naturaleza salvaje. La soledad de uno de los senderos de la Montaña Palentina más impresionantes proporcionará al caminante una sensación de paz y sosiego únicas.

El Pozo Curavacas, sobre el cual existen leyendas tan misteriosas como la profundidad de sus aguas, es un lago de origen glaciar, uno de los muchos que se esconden bajo los circos formados por los hielos de las cumbres cercanas. Lo que nos ofrece la visita a este sendero es la observación de grandes mamíferos como el Oso Pardo, que habita esos Valles. La visita de estos senderos de la Montaña Palentina nos hará descubrir la fauna autóctona y disfrutar de su presencia.

Sendero al Monte Coriscao
Para cambiar un poco la tónica de estos senderos de la Montaña Palentina traemos un ascenso a un monte. Es imposible describir con palabras todo lo que se desprende de esta ruta, ya que es una excursión que nos sumerge en bosques llenos de encanto y culmina en un monte de 1.569 metros. Desde arriba, el visitante disfrutará de una extraordinaria panoramica que abarca Espiguete, Pico Murcia, Malas Peñas, Curavacas, Peña María, Peña de Santa Lucía, Peña de Fraile, Peña Mayor y Peña Lampa.

El Gigante del Valle Estrecho
Esta ruta se inicia en la carretera conocida como ‘Ruta de los Pantanos’ y su recorrido dura aproximadamente una hora, extendiéndose a lo largo de un agradable paseo por la montaña. En el primer tramo llegamos al Mirador de Peñalbilla, donde merece la pena hacer una primera parada y disfrutar de la vista del paisaje. Desde este punto se observan las cumbres y la división de las aguas de las dos cuencas más importantes de los senderos de la Montaña Palentina: el Carrión y el Pisuerga. El camino, bien señalizado, nos lleva por unos prados hasta el conocido como Valle estrecho y finaliza en el MIrador de Caldacio, donde tenemos una plataforma y una mesa interpretativa que nos explica las vistas.

Sendero de las Minas de San Cebrián de Mudá
El último de los senderos de la Montaña Palentina que os recomendamos es un itinerario circular que se inicia en el Centro de Interpretación ‘Bison Bonasus’, una reserva del Bisonte Europeo muy interesante. Este camino era recorrido por las cuadrillas de mineros que trabajaban en las explotaciones y las minas que lo rodean. Hoy se recomienda no abandonar el camino para evitar accidentes. A lo largo del recorrido el visitante conocerá la Mina Albariza, la Mina de Fuente Román, la Mina Eugenia, la Mina Tambor y la Mina de las Mariposas.

Si estáis pensando en recorrer algunos de estos senderos de la Montaña Palentina, la mejor opción para alojarse en esta zona es la Posada de Santa María la Real, situada en un enclave estratégico donde además encontraréis todas las comodidades que podáis imaginar. ¡Os estamos esperando!